¿Damos leche al gato en caso de intoxicación?

Hola!

Durante el verano hemos tenido varios casos de intoxicación en gatos, pero nos ha llamado especial atención dos casos en particular, no solo por el hecho de la intoxicación sino en como se ha intentado en un  primer momento solventar el problema por parte de los propietarios de dichos gatos.

El protagonista en este post es la LECHE, hagamos un pequeña introducción para poder entender mejor: La leche es un alimento al que se le han atribuido muchas propiedades desde un punto de vista nutricional y hasta medicinal.  Los médicos y veterinarios a pesar de advertir ciertos usos inadecuados de la leche constituye a día de hoy el “remedio casero de la abuela” en el caso de la ingestión de un veneno en un niño o en un animal. Actualmente se desestiman muchos de sus usos, tengamos en cuenta que el hecho de ser un alimento maternal de altísimo valor no quiere decir que valga para todo, ademas no hay datos científicos contrastados que estimen sus propiedades en toxicología.

Nuestro protagonista, la leche y otros líquidos que contengan grasa como aceites, están totalmente prohibidos después de una intoxicación, en el intestino del animal, en nuestro ejemplo el gato, puede acelerar la  absorción y solubilización de varias sustancias, algunos ejemplos: desparasitantes externos, pesticidas, herbicidas, algunos medicamentos que en definitiva agravan los síntomas y al contrario de lo que se piensa…aumentan su velocidad de aparición, con todo esto el veterinario tendrá menos opciones y posibilidades de salvarle la vida o dejar menores secuelas en el animal.

¿Entonces que puedo hacer?

Como dice el refrán “menos es más” y en este caso se cumple, si vemos el acto impune entonces aleja al animal del producto inmediatamente y retira el producto o restos del mismo de su boca con los dedos, sino se deja… chorro de agua. ¿Que crees que viene después? Si, eso, llamar al veterinario, el te indicará que debes hacer mientras lo llevas de urgencia al centro o al hospital (No olvides tener siempre su número de teléfono y uno más de urgencias).

Sino logramos ver el animal en el acto y por tanto vemos síntomas y/o signos que nos hagan sospechar de una intoxicación  como salivación excesiva, vómitos, postración, debilidad, trastorno de tipo nervioso, convulsiones, busca restos de plantas y/o productos que haya podido ingerir y consulta de manera urgente con tu veterinario.

El veterinario será el profesional adecuado para saber que hacer, administrar un antídoto (si lo hay) y/o administrar el tratamiento mas adecuado y poder salvarle la vida al animal.

JORGE CRUZ.

COL.3430

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *