ATAQUES EPILÉPTICOS

Tenemos que reconocerlo, causa mucha angustia  ver a nuestro perro o gato con una crisis epiléptica, la buena noticia es que es muy poco probable de que muera en plena crisis, sin embargo y en la medida de lo posible tenemos que saber que hacer en un momento tan difícil.

 

Los ataques convulsivos no siempre se pueden diagnosticar con exactitud, en ocasiones si que podemos dar con la causa, un derrame en el cerebro, un problema de nacimiento, una masa tumoral, pero por desgracia no siempre llegamos a buen puerto en cuanto a diagnostico definitivo se refiere, llegados a este punto es lo que se conoce como epilepsia idiopática, es decir no podemos saber de donde viene el problema.

 

El cerebro se caracteriza por tener una gran actividad eléctrica coordinada, si este mecanismo eléctrico falla se puede desencadenar en menor o mayor medida un ataque epiléptico.  Dependiendo de la ubicación en el cerebro los signos serán también más o menos intensos, como por ejemplo desde un simple temblor hasta contracciones musculares muy fuertes e intensas con o sin perdida de la conciencia.

 

Las causas de ataques epilépticos pueden ser traumáticas, toxicas, metabólicas como por ejemplo mal funcionamiento hepático, renal, incorrecta cantidad o intercambio de algunos minerales, derrames cerebrales, tumores y hasta infecciones.

 

Es importante comentar al veterinario si el animal ha podido estar expuesto a algún tipo de sustancia toxica, como por ejemplo insecticidas, lejía, etc.

 

Como actuar ante un ataque epiléptico:

 

  1. Primero que todo intentar conservar la calma, como dijimos antes, es improbable que el animal muera por la crisis convulsiva.
  2. Evitar la autolesión del animal con objetos ubicados cerca del animal, incluidos sofás, escaleras, etc.
  3. Sobre todo NO intentes abrir la boca del animal, ellos al contrario que las personas no suelen morderse la lengua, evitarás así una mordedura que en muchos casos puede ser grave.
  4. Aprovechar la tecnología y si es posible, grabar un video, puede ser de gran ayuda para el veterinario.

 

Existe tratamiento para combatir la epilepsia determinando la causa, desgraciadamente no siempre podemos averiguar la causa y debemos tratarla intentando evitar las crisis pero no para curarla sino para controlarla, así que tu veterinario será quien decida según estudio clínico del paciente que medicamentos usar, vale la pena recalcar que muchas veces los propietarios de muchos animales con este problema deben tener una alta carga de paciencia mientras se adapta de la mejor manera la dosis, la frecuencia y el fármaco adecuado a cada caso.

 

JORGE CRUZ.

COL.3430

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *